Pizarras mágicas para niños

Pizarras mágicas para niños

Pizarras con tablero magnético o fotosensible

¿Qué son las pizarras mágicas? Una pizarra mágica es un tipo de pizarra que no requiere rotulador ni tiza para escribir sobre su superficie.

A diferencia de las pizarras para niños de tiza o rotulador, las pizarras mágicas permiten escribir sobre el tablero gracias a tecnologías como la atracción de partículas magnéticas o pantallas fotosensibles.

Las mejores pizarras mágicas para niños

¿Quieres comprar una pizarra mágica? Echa un vistazo a estas dos.

Pizarra magnética para niños Doodle Sketch Pad

La pizarra mágica infantil Doodle Sketch Pad está compuesta por un tablero dividido en ocho rectángulos de colores. Esta pizarra es similar al antiguo Telesketch, pero mucho más fácil de usar, puesto que no requiere el uso de ruedas (que hacía casi imposible dibujar diagonales).

El lápiz táctil permite escribir y dibujar en su tablero sin riesgo de ensuciar de tinta la mesa o la ropa. Se borra fácilmente gracias al deslizador situado en la base.

La pizarra magnéticas Sgile está fabricada con plástico resistente al impacto (plástico ABS) y no es tóxica. Además, sus bordes están redondeados para reducir el riesgo de lesión.

SGILE Pizarra Magnética Infantil, Grande Color Magnético Doodle Sketch Pad, Juguetes Non Tóxico para Niños Infantiles, 32.5x41.5

  • MULTI-COLOR: El tablero de dibujo muestra 4 vivos colores (verde, azul, amarillo, rojo) en 8 zonas de color para una mayor variedad y dinamismo.
  • FÁCIL DE BORRAR: El conveniente diseño del borrador de la libreta de bocetos permite que el dibujo se borre rápida y fácilmente.
  • DESARROLLO INFANTIL: Dibuje, escriba y juegue en el bloc de notas borrable usando el lápiz táctil para desarrollar la creatividad de su hijo y la coordinación de la práctica.

Pizarra de luz infantil para dibujar en la oscuridad

La pizarra mágica para niños de luz funciona gracias a su pantalla fotosensible. Esta pizarra luminosa está diseñada para ser usada con un bolígrafo luminoso especial (incluido) que funciona mediante pilas. Su tablero plástico es fluorescente y no debe usarse con rotuladores o bolígrafos, puesto que la superficie podría dañarse.

La ventaja de este producto, es que, al igual que con la pizarra magnética, se elimina el riesgo de manchar la ropa, la piel o los muebles. La pizarra infantil mágica de luz es un juguete interactivo muy útil para estimular la imaginación de niños y niñas de 3 a 9 años de edad. Se debe usar en un ambiente algo oscuro (no se necesita que la oscuridad sea absoluta). La caja incluye la pizarra mágica de luz iLight, el bolígrafo de luz y dos plantillas con números y formas.

Pizarra para niños iLight. Pizarra mágica infantil para dibujar con Luz. Incluye bolígrafo de luz y plantillas

  • 🌟 DIBUJOS MÁGICOS CON LUZ: Realiza vibrantes dibujos luminosos con nuestra pizarra infantil. Educativa y Multifuncional mantendrá al niño divertido y fomentará la creatividad e imaginación de forma original e interactiva. El tablero fotoluminescente atrapa la luz permitiendo generar dibujos en la oscuridad que duran hasta 15 minutos en la pizarra antes de desvanecerse.

Tablero mágico tipo Etch a Sketch

El tablero Etch a Sketch viene a ser la versión moderna del clásico Telesketch de los años 80. Esta pizarra mágica es apta para niños a partir de 3 años de edad. La ruleta blanca de la izquierda desplaza el cursor en horizontal, la derecha en vertical.

Para desplazarse en diagonal hay que mover ambos mandos a la vez, lo que no resulta tan sencillo. Ésto y la forma de borrar la pizarra (agitándola) son las cualidades por las que destaca esta imitación del célebre Telesketch.

Este juguete no requiere pilas y tampoco funciona con imanes: usa polvo de aluminio y estireno que se queda adherido a la pizarra. Lo que hacen los mandos es ir borrando o retirando estas partículas. Al agitarlo, el polvo vuelve a recubrir la superficie: así es como se borra.

Etch-A-Sketch Classic

Ventajas de las pizarras mágicas

Las pizarras magnéticas para niños son ideales para edades de preescolar en adelante. De manera general, estas pizarras tienen algunas ventajas frente a las de tiza y rotuladores:

  1. No manchan: tus hijos podrán estar pintando todo el día sobre la pizarra sin mancharse la ropa o la piel y tampoco ensuciarán los muebles con rotulador o tiza.
  2. Estimulan la imaginación: tanto las pizarras magnéticas como las luminosas les producen fascinación a los niños y les puede servir para estimular la capacidad creativa y potenciar la imaginación.
  3. No se quedan manchadas: a la larga, las pizarras blancas quedan con manchas de rotulador. En las magnéticas y luminosas no existe este problema.
  4. El bolígrafo no se pierde: los lápices mágicos de estas pizarras suelen incluir un orificio que permite atarlos a la pizarra para evitar su pérdida.
  5. No se consume papel, rotulador ni tiza.
  6. Las magnéticas no necesitan pilas: las pizarras mágicas que funcionan con imanes son mecánicas y no requieren pilas, cargadores ni baterías.
  7. Preparan a los niños para el uso de lápices y rotuladores: esta es una de las ventajas más interesantes. Los niños en edad preescolar se van acostumbrando al tacto de los útiles de escritura para cuando llegue el momento de escribir con lápices escolares de grafito o rotuladores de colores para niños.
  8. Son seguras: estos juguetes no contienen piezas pequeñas que los niños se puedan tragar (como las tizas). En comparación, el rotulador es mucho más grande y además se puede atar con una cuerda a la pizarra.
  9. Se pueden usar desde edades muy tempranas: a partir de los 18 meses de edad en adelante (aproximadamente).

Tipos de pizarras mágicas para niños

Por lo general, los dos tipos de pizarras mágicas infantiles más habituales son la magnética y la luminosa.

Pizarra mágica magnética tipo Telesketch

Además de los modelos trípode o caballete, existe un tipo especial de pizarra magnética para niños, un tablero de mano con partículas imantables que imita a un antiguo juguete de los años 60 del siglo XX, el Telesketch. La pizarra magnética para niños no requiere rotuladores, sino que permite dibujar con una serie de imanes que atraen a las limaduras de hierro que se encuentran en su interior.

La pizarra Telesketch original fue inventada por el electricista André Cassagnes, en 1959, y también se conoce por el nombre de pizarra mágica para niños. Hijo de un panadero, André Cassagnes también fue conocido por sus cometas, de hecho, fue uno de los fabricantes de cometas más importantes de Francia. Cassagnes falleció en 2013, en París.

Pero volvamos a la pizarra mágica infantil. La tableta Telesketch original no era magnética, en su lugar usaba particulas de estireno y polvo de aluminio. El modelo original Telesketch era similar a un plotter y se usaba mediante dos ruedas, situadas a la izquierda y derecha de la pantalla.

Las ruletas del Telesketch desplazaban el cursor en horizontal y vertical, respectivamente. Debido a este diseño, trazar una línea diagonal en la pizarra mágica era un auténtico infierno. Sin embargo, para borrar su pantalla tan solo había que agitarlo. En España el Telesketch fue muy vendido durante los años 80: fue un juguete que trajo horas y horas de diversión.

Pizarra magnética para niños tipo Telesketch La pizarra magnética para niños es una evolución del mítico Telesketch

La pizarra magnética para niños es una evolución del Telesketch y, en lugar de ruedas, usa un boli magnético. Al igual que el Telesketch, la pizarra magnética de mano para niños es muy fácil de borrar.

Pizarras de luz

Las pizarras infantiles de luz son similares al Telesketch pero no funcionan con tinta magnética ni por electricidad estática, sino con una pantalla sensible a la luz. Requieren un bolígrafo o lápiz luminoso especial.

En estas pizarras solo se debe usar el lápiz mágico, puesto que la pantalla podría estropearse si se usa un rotulador de tiza.

Pizarras mágicas para niños Pizarras mágicas para niños
Categoría: Pizarras

Otras categorías