Las mejores gomas de de borrar de Milan: 430 y Nata 624

Las mejores gomas de de borrar de Milan: 430 y Nata 624

Gomas de borrar blandas para borrar lápiz de grafito

Si te pido que pienses en dos gomas de borrar cualesquiera, ¿qué te viene a la mente? Indefectiblemente, la Milan 430 y la Nata 624: las gomas de borrar que todos hemos usado cuando éramos niños.

Gomas de borrar Milan 430 y Nata 624 Gomas de borrar Milan 430 (la que se pierde al hacerse bola) y Nata 624 (la que huele bien)

Goma de borrar blanda de caucho sintético para borrar lápiz Milan 430

Probablemente, la mítica goma de borrar cuadrada miga de pan es la mejor en relación calidad-precio del mercado. La goma de borrar numero 4 de Milan es la toda la vida y la más usada en los colegios. El 4 es el modelo de goma y el 30 el número de gomas por caja: 4 + 30 = Milan 430.

¿Por qué es tan usada la goma Milan 430? Indudablemente, por lo bien que borra. Padres y madres compran esta goma a sus hijos por ser muy barata y efectiva. Se trata de una goma de caucho sintético que elimina a la perfección los trazos de grafito.

Milan 430 - Caja de 30 gomas de borrar, miga de pan

  • Miga de pan, goma de caucho sintético
  • Adecuado para borrar lápices de grafito sobre toda clase de papeles
  • Apto para uso escolar y también para restaurar y limpiar paredes
  • Medidas de 28.5 x 28 x 13.5 mm

Por supuesto, las gomas de borrar para dibujo técnico son más limpias y compactas. Las nata generan menos residuo pero, para el uso escolar, la goma de borrar Milan 430 es sin duda una de las mejores, si no la mejor.

Este modelo mide 28 x 28 x 13 mm y tiene sus esquinas redondeadas. Se vende en cajas de 30 gomas de borrar con colores surtidos: verde, rosa y blanco.

La clásica goma Milan 430 es una de las más vendidas de la marca española. Borra de manera efectiva los trazos de lápiz y portaminas en todo tipo de papel, y también sirve para limpiar paredes.

Goma de borrar de resina compacta para borrar con pocos residuos Milan Nata 624

Si la Milan 430 es inconfundible por sus esquinas redondeadas y porque termina sus días convertida en una minúscula esfera, la goma de borrar Milan Nata lo es por su celofán de color rosa y por su olor. La goma número 6 de Milan, la Nata, es una goma de borrar más compacta que la 430, de color blanco, algo más dura, que genera menos suciedad al borrar.

Por sus propiedades, esta goma sintética es ideal para borrar trazos de lápiz de grafito, portaminas o carboncillo. Como es habitual en Milan, el 6 indica el número de goma y le sigue el 24 por las unidades que contiene la caja de 24 gomas de borrar. Sin embargo, esta no es tan barata como la 430 por lo que también se vende en formatos más pequeños.

La goma de borrar escolar Nata es una de las más icónicas de la marca Milan. Es un borrador versátil que borra sin abrasión sobre cualquier tipo de superficie. Por su suavidad, esta goma no daña el papel. Fue creada en 1964 y viene envuelta en su inconfundible celofán rosa. Mide 39 x 27 x 9 mm.

Milan BPM9205 - Pack de 3 gomas de borrar

  • Diseño y funcionalidad

Leyendas urbanas cuentan que algunos profesores recomiendan a los padres comprar éstas y no las 430, porque las cuadradas se pierden con facilidad, especialmente, cuando quedan reducidas a esa pequeña bola rodante que se esfuma en cuanto cae del pupitre.

Sea o no cierta la leyenda del párrafo anterior, si prefieres comprar la 430, un consejo: compra una caja de 30 para la vuelta al cole.

Caja de gomas de borrar Milan 430 La goma de borrar 430 se llama así porque en su caja vienen 30 unidades

Características y diferencias entre la 430 y la 624

Primero, ¿por qué la goma 430 se conoce como "miga de pan"? El motivo es muy simple: antes de la aparición del borrador, nuestros antepasados usaban auténtica miga de pan compactada para borrar los trazos de lápiz. En homenaje a ello, Milan decide usar este apodo.

La Milan 430 es una goma de borrar fabricada con caucho sintético suave, se diferencia así de la Nata 624, que está hecha con resina y plástico. Las dos son buenas gomas de borrar, están especialmente indicadas para niños por ser muy baratas. Que sean baratas como solución a lo fácil que se pierden en el colegio y no en lo relativo a su duración. De hecho, según Milan, si se conserva adecuadamente, estas gomas de borrar mantienen sus propiedades durante 8 años.

Cajas de gomas de borrar Cajas de gomas de borrar de caucho sintético (Milan 430) y de plástico blando compacto (Nata 624)

Ambas gomas de borrar funcionan de la misma manera: eliminan el trazo de grafito gracias a la adsorción. La adsorción es un proceso físico por el cual una sustancia queda retenida sobre una superficie. En este caso, el trazo de grafito (sustancia) queda depositado sobre la superficie de la goma. No debe confundirse con la absorción, que es un concepto parecido: la sustancia fluye hacia el interior del cuerpo (es absorbida por éste).

Goma de borrar para niños Milan 430 de caucho sintético La goma de borrar Milan 430 es de caucho sintético y suelta más viruta

La diferencia principal entre las dos gomas, aparte de su material, es que la fricción de la goma 430 con el papel desmenuza ésta de manera más evidente. Es decir, deja mucha más virutilla o residuo. En cambio, la goma Milan 624, que siempre es blanca, de plástico (y no de caucho sintético), y más compacta, mantiene mejor la forma y se desgasta más lentamente.

La historia de Milan

Con las palabras "Milan, una historia imborrable" introduce la propia marca su historia. Milan es una empresa española de gomas de borrar para niños y otros productos de papelería, como afilalápices y bolígrafos, que fue fundada en 1918 por Santiago Marco Pomar, en Girona. La primera goma de borrar blanda para eliminar trazos de grafito en el papel apareció el propio año de fundación de la compañía, se fabricaba a mano y aún se vende en el presente. El borrador alcanzó tal éxito que Milan pasó a usarse como sinónimo de goma de borrar.

Veinte años después, la marca Milan modernizó su producción y se puso a la última en cuanto a equipamiento industrial. Como consecuencia de la modernización del proceso de producción, la firma pudo expandirse con más fácilidad y en los años 50 ya exportaba sus gomas de borrar a Latinoamérica, más concretamente, a Chile, Colombia y Venezuela.

Otros veinte años más tarde nace la goma Nata. La goma de borrar Milan Nata 624 es la primera hecha con resina que fabrica la firma. Ésta se presenta encelofanada en una película rosa que la protege de la suciedad. En esos mismos años se crean las primeras máquinas automáticas para la elaboración de gomas de borrar escolares en los talleres de la compañía. El aumento del rendimiento permite responder a la demanda de borradores que había en el momento.

Ya en los años ochenta, Milan introduce nuevos borradores, como la goma 5020, un borrador técnico de alta absorción que elimina los trazos sin dejar residuos. Esta goma se compara con los borradores de dibujo técnico Staedtler Mars plastic o rasoplast, y también con los de Faber-Castell, Rotring u otras marcas de la competencia. En los años 90 continúa la expansión mundial de Milan y se amplia la gama de gomas de borrar, que ya se distribuyen por todo el planeta.

Los primeros estuches escolares para lápices de Milan aparecen en el año 2003, suponen un éxito entre los escolares y adolescentes. En esos años Milan continúa con su política de I+D+I e introduce la calculadora de bolsillo Nata, creada en colaboración con el Departamento de Tecnología y Arquitectura Informática de la Universidad de Girona.

Tres años después aparecen las tijeras para niños de acero inoxidable con puntas redondedas. En ese mismo año, se introduce el afilaborra Capsule: una combinación de sacapuntas y goma de borrar.

El primer producto eléctrico de papelería de Milan aparece en 2009: el borrador eléctrico. Este producto permite borrar lineas de manera rápida y precisa. Está orientado a profesionales del diseño, arquitectos y estudiantes de bellas artes.

Los primeros bolígrafos de Milan aparecen en 2010, con un peculiarísimo tacto gomoso que evoca, de alguna manera, al borrador escolar. Un año más tarde llega la caja de lapiceros de colores Flexibox.

En 2013 Milan vuelve a lanzar un producto que condensa dos funciones en una. En este caso goma de borrar y portaminas mecánico. Tambien en la gama Capsule, como el afilaborra. Y en la misma familia, pero un año después, aparece el cúter Capsule. Un cortador de papel y cartón ligero y ergonómico con hoja de cerámica.

En los últimos años, Milan continúa diversificando su oferta de productos introduciendo: en 2015, una libreta de notas; en 2016, una cinta correctora; en 2017, un nuevo bolígrafo; en 2018, las primeras mochilas escolares y el lápiz Ergo Grip; y en 2019, un año después de su centenario, el Combi Duo Sway, un revolucionario bolígrafo de dos colores con una punta en cada extremo.

En 2019, Milan vendió 25 millones de gomas de borrar Milan 430. La compañía exporta sus productos a 120 países (el 40 % de las gomas se venden en España).

Las mejores gomas de de borrar de Milan: 430 y Nata 624 Las mejores gomas de de borrar de Milan: 430 y Nata 624
Categoría: Escolar
Gomas de borrar

Otras categorías