Partes de un archivador de oficina

Los archivadores de palanca se utilizan en la mayoría de las oficinas para la clasificación y organización de documentos perforados. Para que estos útiles puedan desempeñar su función correctamente todas las partes que lo constituyen deben realizar su función.

A continuación te explicamos que de que partes está formado un archivador de oficina y para qué sirve cada una de ellas.

Las partes de un archivador de oficina

Partes de un archivador de oficina

Un archivador de palanca está compuesto por los siguientes elementos

  1. El rado
  2. El mecanismo de anillas
  3. El ojal
  4. La palanca
  5. El compresor de ojas
  6. Las cubiertas exteriores

1. El rado

El mecanismo Rado sirve para evitar que el archivador se abra por sí solo cuando se coloca en la estantería. Lo inventó Elba, uno de los primeros fabricantes de archivadores de anillas.

Su funcionamiento es muy sencillo: un saliente colocado en la tapa del archivador se ancla en la anilla interior. De esta forma no se abre cuando se coloca en vertical.

2. El mecanismo de anillas

Las anillas son las que contienen los documentos. Para ello las hojas deben ser perforadas con una taladradora de oficina que guarde la misma separación entre los agujeros que nuestra carpeta archivadora.

3. El ojal

El ojal sirve para obtener con facilidad nuestro archivador de una estantería repleta de archivadores. Con la ayuda del dedo se estira del mismo para extraerlo del estante.

4. La palanca

La palanca está conectada con el mecanismo de anillas y sirve para abrirlo con mayor facilidad. Todos los archivadores tienen mecanismo de palanca. Si no lo tienen entonces no estamos ante un archivador sino ante una carpeta.

5. El compresor de hojas

El compresor de hojas tiene una pequeña pestaña que lo fija sobre las anillas. Su objetivo es mantener las hojas apretadas contra la cubierta posterior. Así se evita que al ponerlo en vertical los documentos se desplacen sobre las anillas y desestabilicen el archivador.

Es una de las partes del archivador más importantes de todas junto con las propias anillas.

6. Las cubiertas exteriores

Fabricadas con cartón o plástico. En ellas se montan todos los elementos mencionados. Es importante que tengan una rigidez adecuada para no deformarse por el peso de los folios. En su lomo contienen un portaetiquetas o un espacio para la identificación del contenido.

7. Las cantoneras de protección (elemento opcional)

Los mejores archivadores tienen los cantos de sus cubiertas protegidos con una lámina metálica para evitar que la fricción producida al colocarlo y retirarlo del estante estropee el cartón.

Las cantoneras son una de las partes del archivador que son opcionales. Un buen archivador como por ejemplo un Elba Rado las suele incorporar.

Un último elemento: los separadores de pestañas

Los separadores no son una parte del archivador. Es un complemento adicional que se añade con el objetivo de clasificar la información en departamentos o mediante orden alfabético o numérico. Los hay de colores, con diferente número de pestañas, alfabéticos (A-Z) o númericos (1-7, 1-31, 1-12).

Los separadores numéricos sirven para organizar la información por días de la semana o del mes; o por los meses del año.